header

La Celebración de Pascua aquí y allá

Hace mucho tiempo recuerdo haber ido a mi ciudad natal, Ensenada, a visitar a mi familia y tal vez a pausar algunos círculos emocionales. Mientras iba en el camión de la casa de mi madre hacia el centro, hubo algo que llamó mi atención... Se subió al camión uno hombre vendiendo dulces en una caja. Lo curioso fue que su caja estaba dividida en dulces de procedencia americana y dulces típicos mexicanos; me pareció muy curioso debido a que fue un detalle muy mínimo, pero que pude comparar con que en el centro del país, como la Ciudad de México, los dulces que vendían en los camiones eran totalmente mexicanos.

Haciendo un pequeño paréntesis, creo que, aunque pasé 24 años de mi vida viviendo ahí no me di cuenta de eso totalmente, aunque si era consciente de que al crecer en una ciudad fronteriza, mi vida y mi tradiciones fueron más apegadas a la cultura americana. Por ejemplo, pesar de conocer las tradiciones habituales como el Día de Reyes, Día de Muertos o las celebraciones católicas relacionadas a la Pascua; puedo decir que la ciudad se vestía más con las temáticas de Santa Claus, Halloween e Easter; la cual recuerdo mucho al disfrutar la búsqueda de los huevos de chocolate.

Hace un par de días platiqué con una gran amiga de Florida y me dijo que en su niñez celebraba la Pascua con una cena en la que comía cordero y jamón asados con puré de papa y muchos vegetales (ya se me hizo agua la boca). Asimismo, me dijo que actualmente, ella y su marido preparan la cena mientras sus nietos buscan huevos en el jardín (realmente una linda tarde de domingo).

Del Carnaval a la Pascua

Pero a todo esto… ¿En México cómo se celebra? Pues… Te debo la respuesta, sólo bromeo… Si no mal recuerdo y tienes derecho a corregirme… La tradición se apega más a la famosa Cuaresma (inserta la voz de tu maestra o maestro favorito en la escuela), que es un tiempo de preparación espiritual (supuestamente) para la fiesta de la Pascua. Ésta inicia el miércoles de ceniza y acaba el jueves santo, dando un total (sonido de calculadora) de aproximadamente 40 días, los cuales simbolizan los cuarenta días que Jesucristo pasó en el desierto… (Te cuento por si te preguntan). En fin, recuerdo mucho que todo es como parte de una gran celebración… Empezando desde el carnaval (en las últimas semanas de febrero) y la super fiesta por aproximadamente una semana, la cuál concluía un martes… Por lo general en Ensenada, siempre llovía ese martes. Haciendo una pausa en este punto, de alguna manera mi percepción es que la celebración va en “escalerita”, ya que el carnaval inicia en las ciudades del norte como Ensenada, La Paz y al final en Cabo (espero me toque verla y disfrutarla el siguiente año); bueno, ya se acabó la pausa. Pero desde niña recuerdo estar encantada por el desfile y los carros alegóricos de diferentes formas y colores; unos más creativos que otros y otros más generosos que otros, hablando de los regalos que aventaban al público (de los cuales nunca tuve mucha suerte al poder atraparlos).

Los carnavales, también se caracterizan por tener música y shows en vivo todos los días; una feria, la cual siempre es bien aprovechada por los amigos o una cita (yo siempre en modo Cupido) … La comida, suele ser muy variada, pero créeme que si piensas que puedes seguir una dieta, no te lo recomiendo, además la vida es muy corta para hacer dietas y perderte el pan de feria, los plátanos fritos, los elotes asados, los tacos… Realmente, vale la pena disfrutar. Sin embargo; todo tiene un cierto cambio a partir del miércoles de ceniza… Puesto que ese día es como “marcar un cierre” de todos los excesos de la semana anterior…

Toma uno

La mayoría de la gente va a la iglesia y es más común alimentarse con ciertos alimentos como mariscos, pescados (se me acaba de antojar un pescado empapelado con mantequilla y verduras)… Estoy comenzando a pensar que este blog se está tomando una postura más culinaria… En fin, también son días en que está empezando el calor y la temperatura en la Península de Baja California es bastante agradable para ir a la playa, tener reuniones con los amigos en casas (después de la cuarentena)… O simplemente y como a mi me gusta, caminar por las calles del centro buscando un café con sillas en el exterior para disfrutar de una taza de té o café mientras veo ponerse el sol (¡Aww!).

Ahora, yéndonos un poco al centro del país, las tradiciones, a mi parecer, son más coloridas o intensas… Considero bastante mágico como la gente compra en abundancia todo lo que necesitan para celebrar y en cierta manera se apegan bastante a una tradición. Otra de mis grandes amistades en la Ciudad de México hace una especie de ayuno por aproximadamente 40 días, como un ritual para renacer y agradecer por todo lo que tiene. Su filosofía es muy linda, habla de que a veces la vida es así, en la que hay momentos en que los tiempos pueden difíciles, pero cuando en cierta manera la parte negativa queda atrás, te da cuenta de lo mucho que has aprendido de cualquier situación (nuevamente… ¡Awww!).

En cuanto a las tradiciones, considero que lo más rico es vivirlas a lado de la gente que amas, ser creativo con ellas e inclusive crear las tuyas. Te deseo una excelente Pascua y por favor, guárdame un huevo de chocolate.

Blog relacionados

¿Cómo disfrutar la Primavera? Guía para Novatos Parte II
¿Cómo disfrutar la Primavera? Guía para Novatos Parte II

“Los viajes ilustran” y sin importar el momento de nuestra vida, siempre podemos extraer un aprendizaje de ellos y disfrutar el encanto de cada uno.

Leer la historia completa
Cancun contra las Vegas cual es mejor
Cancun contra las Vegas cual es mejor

Me tomé la tarea de visitar una ciudad que siempre ha sido comparada con Cancún. Estoy hablando de Las Vegas.

Leer la historia completa
Sentido de Pertenencia. Encontrando un Hogar
Sentido de Pertenencia. Encontrando un Hogar

En un momento romántico frente a las olas... Me comentó que no tenía intención de regresar a su país de origen...

Leer la historia completa
Se todo un superhéroe en tus proximas vacaciones
Se todo un superhéroe en tus proximas vacaciones

Cuando eras niño, ¿Cuál era tu más grande sueño? ¿Alguna vez te imaginaste como tu superhéroe favorito? Yo sí, y uno de mis grandes sueños fue volar.

Leer la historia completa